Con James Cameron detrás de la idea de Battle Angel y el concepto adaptado del manga y con un Robert Rodríguez siempre a la vanguardia tecnológica en un Hollywood alterno con tendencias a revoluciones cyberpunk, nos entregan una historia de amor y cyborgs con mucha, mucha adrenalina y un torrente de efectos especiales de primera línea. La pregunta es: ¿Estamos ante la primera adaptación digna de un anime en Hollywood? Vayamos por partes:

La historia del proyecto de Battle Angel comienza cuando un tal Guillermo Del Toro se reunió a mediados de los años 90 con un tal James Cameron. Cuenta la leyenda que el primero le prestó a Cameron un VHS recién llegado de Japón: se trataba de una OVA (filme de animación directo a video) basada en GUNNM, el cómic de Yukito Kishiro que fue publicado entre 1991 y 1995 en la revista Business Jump, rebautizado en occidente como Alita: Battle Angel.

La idea de Battle Angel estaba más cerca de la pantalla grande

gel, Battle Angel critica, Battle Angel reseña, Battle Angel online

Con su fusión de cyberpunk y artes marciales, más esa cyborg titular de aspecto desvalido, y una gran soltura, repartiendo golpes a diestra y siniestra, aquel trabajo parecía hecho expresamente para cautivar al creador de Terminator. De modo que, tras haberlo visto muchas veces, el cineasta llamó a Del Toro para preguntarle si tenía algún plan de adaptarlo y llevarlo a la pantalla.

Cuando Del Toro le dijo que no, Cameron se propuso hacer esa película a como diera lugar. Por aquella época el artifice de Titánic estaba en negociaciones con un director texano llamado Robert Rodríguez, que lo hizo participe de un par de ideas ambiciosas: Proyecto 880 (titulado definitivamente como Avatar) y la adaptación de Alita.

gel, Battle Angel critica, Battle Angel reseña, Battle Angel online

Fue hasta 2005 cuando quedó claro que Cameron iba a mudarse para siempre a la Luna de Pandora; entonces el texano recibió más de 600 páginas de notas y varias versiones de un guión escrito por Cameron, el trato era sencillo: Si podía mejorarlo, él produciría la cinta siendo dirigida por Rodríguez, y eso es lo que pasó.

De qué va Battle Angel

En el año 2563, una catastrófica guerra (conocida como «La Caída») ha devastado a la Tierra. Mientras explora los depósitos de chatarra de la Ciudad de Hierro, destruida por la guerra, el Dr. Dyson Ido (Chistopher Waltz) encuentra el cuerpo (casi destruido pero con un cerebro intacto) de una joven cyborg (la estadounidense Rosa Salazar). Ido, que es ingeniero médico-cibernético de profesión, reconstruye y reanima a la cyborg. Ella no se reconoce a sí misma ni recuerda nada de su pasado, por lo que Ido decide nombrarla «Alita» (en honor de su hija ya fallecida).

Battle Angel, Battle Angel critica, Battle Angel reseña, Battle Angel online

Alita transcurre en la Ciudad de Hierro, distópico lugar sobre el cual flota Zalem, urbe unida a la Tierra por un ascensor kilométrico. En el manga de Kishiro, el emplazamiento de esos polos opuestos es Kansas, pero Cameron sabía que un elevador orbital solo resultaría factible si se edificaba cerca del Ecuador. Así pues, la acción migró de unos Estados Unidos postapocalípticos a un lugar indeterminado de Latinoamérica.

Battle Angel, una historia singular con mucha acción

Battle Angel, Battle Angel critica, Battle Angel reseña, Battle Angel online

Aunque Alita: Battle Angel solo adapta una fracción de las viñetas originales (9 volúmenes de más de 220 páginas cada uno), en ella hay sitio para muchísimas cosas: asesinatos en serie de máquinas pensantes, tráfico de órganos, peleas de bar y un deporte extremo (el Motorball), sin dejar de lado el racismo y la lucha de clases, formando el panorama donde desfilarán un reparto cuyos miembros, bien han sido convertidos en grotescas máquinas de matar vía captura de movimiento, bien ocultan su monstruosidad bajo un aspecto más normativo (bellísima Jennifer Connelly y el recientemente oscarizado por segunda vez Mahershala Ali) entre otros.

 

Y, andando Cameron (se siente su mano), también hay una historia de amor trágico: la de Alita y Hugo (Keenan Johnson), un delincuente de poca monta que parece sacado de Disney Channel, quien sueña con ascender a la ya mencionada Zalem. Pero en el camino se enamora de Alita y comprende que parte del amor es el sacrificio.

Battle Angel, Battle Angel critica, Battle Angel reseña, Battle Angel online

La cinta fue filmada íntegramente en formato panorámico 3D con las cámaras especiales que diseñó Cameron en su momento para poder filmar Avatar, utilizando la técnica de captura de movimiento patentada por el director canadiense. La cinta cuenta con más de 1,500 escenas con efectos especiales que no pasarán desapercibidas por ningún espectador atento y que sobre todo que guste del género fantástico y disfrute de ver las cintas en cine y en su formato original (gustos aparte), contando con un presupuesto de más de 150 millones de dólares, algo con lo que el director Robert Rodríguez nunca había trabajado.

Han causado cierto revuelo en redes sociales (¿dónde más?) los inmensos ojos CGI lucidos por Rosa Salazar, y por supuesto no han faltado acusaciones de whitewashing (en el original, el personaje de Waltz es japonés). Pero incluso el Otaku más desconfiado cobija una secreta esperanza: que este sea el primer filme made in Hollywood basado en un manga o anime que resulte un éxito de crítica y público.

Los precedentes que van desde Ghost in the shell, Speed racer y Dragon Ball por mencionar solo algunos, son descorazonadores, pero el renombre de los implicados da buena espina y promete. Cameron, por su parte, se refiere a Alita: Battle Angel como La primera película, ¿Habrá más?.

También te puede intersar: SUSPIRIA, CINE DEMONIACO Y ELEGANTE