Cuando la cinta original Dumbo se estrenó en el ya muy muy lejano 1941, la compañía de Walt Disney no pasaba uno de sus mejores momentos. Él consiguió los derechos de la novela (en 1939, Helen Aberson y Harold Pearl escribieron el cuento Dumbo, el elefante volador.  y dos años después, fue llevada al cine). La Segunda Guerra Mundial les dejó sin gran recaudación en taquilla sobre todo en Europa y lo más importante, sus anteriores producciones no habían funcionado como ellos esperaban, en especial las películas Pinocho (1940) y Fantasía (1940).

La cinta original (premiada en el festival de Cannes en 1947), fue concebida como un cortometraje que, al final y por insistencia del propio Walt, quien con el tiempo, acabaría escogiéndola como una de sus cintas favoritas, pasó a ser un largometraje de tan solo 61 minutos. La producción del filme fue difícil: se recortó presupuesto y apenas pudo realizarse.

Dumbo, dumbo crítica, dumbo online




Aún así, de un momento de crisis como ese salió una historia pequeña, con una inocencia amarga y sobre todo la mejor escena de elefantes en una supuesta borrachera de Dumbo con su amigo el ratón, que más bien parecía un viaje lisérgico, una escena muy vanguardista y aventurada para la época, pero eso sí, muy muy divertida, si no la conocen, no sé qué esperan.

El Dumbo del siglo XXI con un reparto de primera

La nueva Dumbo llega en un momento muy diferente, sobre todo porque al día de hoy no hay quien le haga cosquillas al gran estudio e imperio del ratón que se ha apoderado de casi la mitad del mundo y lo que falta, y sobre todo, sus trabajos se reciben como algo que debe de ser visto y adorado casi en automático – para bien o para mal.

Dumbo, Dumbo crítica, Dumbo reseña, Dumbo película completa

Holt Farrier (Collin Farrell), una ex estrella circense que, tras luchar en la Primera Guerra Mundial (la historia tiene lugar a principios de los años 20s) regresa a su hogar habiendo perdido un brazo, a su esposa y el vínculo con sus dos hijos. La guapísisisisima Eva Green en su tercera aparición con Burton tras Sombras tenebrosas (2012) y Miss Peregrine (2016) es la trapecista francesa Colette Marchant.

El reparto principal se complementa con una nostálgica reunion: la de Danny De Vito como Max Medici, el propietario del circo donde llega Dumbo y Michael Keaton, interpretando al villano de la función, V.A. Vandevere, el visionario dueño del parque de atracciones Dreamland que planea absorber el circo Medici.

Dumbo, Dumbo crítica, Dumbo reseña, Dumbo película completa

Un interesante reverso en los roles de ambos actores que encarnaron personajes principals en Batman returns (1992), el ultimo trabajo de Keaton con Burton tras haber realizado Beetlejuice (1988) y Batman (1989). La lista se complementa con Colleen Atwood, diseñadora de vestuario de 13 de los 19 filmes de Burton; Rick Heinrichs, a cargo del diseño de producción de todos los proyectos del director desde Vincent (1982) y el compositor Danny Elfman, autor de la banda sonora de 16 de sus films.

Tim Burton al frente de Dumbo

Ahora que han podido recuperar al entrañable personaje de Dumbo (y que se han dedicado a realizar sus cintas clásicas pero con personas reales y de carne y hueso, no en vano ya viene Aladino y El rey león) y sobre todo, otorgarle a la cinta un presupuesto a la altura.

Dumbo, Dumbo crítica, Dumbo reseña, Dumbo película completa

Sin embargo, era precisamente su sencillez y atrevimiento (un factor que suele perderse cuando hay mucho, mucho dinero de por medio), lo que la convirtió en uno de los clásicos más imperecederos.

Tim Burton, que ya se había encargado (sin mucho acierto, hay que decirlo) de Alicia en el país de las maravillas, firma un Dumbo que habla de la maternidad/paternidad como un concepto universal (ya seas humano o animal) y no pierde la oportunidad de encajar un previsible (aunque necesario y metido a fuerza de calzador) mensaje en pro de los animals, que en la cinta original no era más que una sugerencia.

Dumbo, Dumbo crítica, Dumbo reseña, Dumbo película completa

De aquella película original se conserva de cierta manera su emotividad (al menos en la primera hora) y amplía su relato, en una película que se siente más como una secuela que como un remake. Así vemos al elefante Dumbo (una construcción digital con un irresistible brillo en los ojos) avanzar en su carrera circense hasta un parque temático llamado Dreamland, donde los sueños son construidos por señores con traje y el entretenimiento se convierte en un espectáculo perverso.

No es ningún secreto decir que Tim Burton lleva casi diez años sin poder conectar con el público que lo ubicaba como un cineasta atrevido e iconoclasta y hasta algo darketo y oscuro, se siente cada vez más que esa magia se ha perdido y que ha dado paso a lo que en la industria se llama venderse y acatar las órdenes de un estudio todopoderoso del que el propio Burton había huído en su momento buscando ese toque de originalidad que muchos fans anhelan.

En sí la película divierte, arranca uno que otro suspiro pero no emociona ni hace que se sienta esa supuesta magia de la que hablamos, al contrario, nos confirma cada vez más que el universo de Tim Burton ha dado paso a pertenecer a las filas de la omnipresente industria del ratón, el dinero es el dinero…

También te puede interesar: LA MULA, TODAVÍA HAY CLINT EASTWOOD PARA RATO