El terror es hoy uno de los géneros cinematográficos más rentables de la industria. La última adquisición es un personaje muy mexicano en un filme muy estadounidense. La Llorona, personaje clave del riquisimo folklore de nuestro país que ha tenido más de 20 apariciones en el cine, unos con más fortuna que otros. Pero nada de eso aplica con esta nueva película llamada la Maldición de la Llorona.

Con unos presupuestos tirando a muy muy discretos y un marketing de baja cuantía (nada que ver si lo comparamos con Avengers, por ejemplo) el cine de este género se encuantra a la alza. Pero debemos de aceptar que desde que se estrenó en cines Insidious y sobre todo El Conjuro, se demostró que el buen cine de terror y de sustos bien hechos, son muy redituables.

mejores películas de terror 2019




El éxito de la última It (Eso, por cierto ya viene la segunda parte) ha abierto los ojos a los productores de cine de género, sobre todo para los creadores de la ya mencionada El Conjuro donde en su pasado hay una muñeca nada infantil llamada Anabelle; que sean niños las víctimas potenciales de la criatura sobrenatural no es ninguna casualidad.

La Maldición de la Llorona, buen cine sin demasiados efectos especiales

James Wan ha creado un universo de cine unido por ciertos tintes de cine de autor que dejan ver un sello de la casa. Causando terror sin recurrir a muchos efectos especiales, sino más bien a un guión bien estructurado y sobre todo a causar terror y suspenso mediante silencios, iluminación, audio y puesta en escena que a veces es más teatral que cinematográfica pero que resulta muy efectiva.

mejores películas de terror 2019

Para empezar, la Maldición de la Llorona reafirma el acieto de Wan al ambientar sus sustos en los años 70: al transcurrir antes, no ya de la época del internet y las redes sociales, sino de la popularización de videos domésticos que de cierta manera han ido contaminando al espectador actual a quien resulta más dificil de asustar.

La cinta narra la historia de Ana Tate García (Linda Cardellini) una especie de trabajadora social gringa y de sus hijos, que son acosados por un extraño ser que viene a reclamar sus vidas. La historia de la Maldición de la Llorona adquiere ese tono de indefensión al no tener lo ya mencionado, tan propio de los clásicos del terror doméstico y familiar que moderaron esa década.

mejores películas de terror 2019

No podemos dejar de pensar en cintas tan bien escritas, actuadas y dirigidas que causaron un aterrador resultado, como Halloween de John Carpenter, o El Exorcista de William Friedkin hasta llegar a clásicos tan queridos por los fans como la cinta de Stanley Kubrick, El resplandor.

La Maldición de la Llorona ofrece momentos terroríficos

A estas alturas, todos sabemos que Wan ha dejado de dirigir estas cintas, pasando al lugar de productor y consultor (aunque el estilo permanence en pantalla). La responsabilidad tras la cámara corre a cargo de Michael Chavez, quien entrega grandes y terroríficos momentos sacando el máximo provecho a recursos tan obvios pero necesarios como el montaje y el movimiento de cámara, mientras que la tradición de secundarios memorables marca de la casa nos entrega al exorcista de Raymond Cruz, utilizando (de buena manera) todos los clichés del género, saliendo victorioso en cuanto a su cometido.

La Maldición de la Llorona

Recordemos que algunos elementos de estas cintas ya mencionadas de la franquicia creada por Wan, tienen experiencias vividas en paisajes fronterizos de Estados Unidos con México y con personajes emblemáticos como el padre Pérez (interpretado por Tony Amendola) que vuelve a aparecer de nuevo, convertido en una suerte de azote de lo paranormal. La iconografía católica parece funcionar muy bien en el género, y si no, recuerden la reciente La monja (Corin Hardy, 2018), cuya criatura se parece bastante a la Llorona.

El monstruo es la estrella del filme, así en el reparto de este tipo de películas, es más efectivo tener a secundarios de lujo o caras conocidas pero que no distraigan la atención del espectador: Linda Cardellini (a quien ya vimos en Green Book y en Avengers: Endgame), es la protagonista y un perfecto ejemplo de lo que mencionamos, sin dejar de lado al ya mencionado Raymond Cruz y a Sean Patrick Thomas.

la maldición de la llorona crítica reseña

Lo malo de la película

No todo es maravilloso, el lado malo de la franquicia también se deja ver en la Maldición de la Llorona, y no solo en esos jump scares que luego se sienten metidos a la fuerza (hay que decirlo), sino también en su forma de desaprovechar ocasiones para darle profundidad al relato, pero aún así la cinta cumple con creces su cometido.

Aunque llega a irritar un poco por ejemplo, ver cómo el personaje de Patricia Velasquez acaba reducido al cliché de latina pobre, superticiosa y vengativa, o cómo el guión  deja pasar el auténtico miedo que late en su más que negro corazón: la amenaza que pesa sobre cualquier mujer de ser aplastada por el estigma de ser una mala madre.

la maldición de la llorona crítica reseña

Como bien sabe cualquier fan del cine de terror, no hay que olvidarse de un buen susto al final de la historia y sobre todo de dejar siempre la puerta abierta para una secuela, ya sabemos que todo esto depende del resultado de la taquilla. Ambas cosas están en La maldición de la Llorona, no por nada está su conexión con la ya mencionada saga de El Conjuro que augura una expansion espeluznante de la franquicia.

De momento, el director de La maldición de la Llorona Michael Chavez se encuentra trabajando en la post producción de la ya anunciada e inminente cinta El Conjuro 3, que se estrena este año, ¿seguirá estando a la altura? El tiempo y la taquilla lo dirán…