Tras el éxito estratosférico conseguido con su sobrevalorada cinta Déjame salir (Get out, 2017), el director Jordan Peele no abandona el género del terror en este filme protagonizado por Lupita Nyong´o y Winston Duke. Una historia de miedo y terror psicológico que vuelve a mandar un mensaje de denuncia social muy ad hoc a los tiempos que vivimos poniendo el énfasis en el hecho de que todos llevamos dentro un monstruo que preferimos ignorar.

Hasta hace poco más de un año, Jordan peele era solo un actor fogueado en sketches en programas como Key&Peele y Mad TV. Todo cambió de la noche a la mañana cuando el penúltimo prodigio de Hollywood estrenó su opera prima Déjame salir, una película de terror repleta de giros inesperados que acabó seduciendo a la industria y a los más escépticos del género.

películas Jordan Peele




Independientemente de la gran recaudación en taquilla (más de 250 millones de dólares a nivel mundial), logró algo inusual para una cinta pequeña de estas características: cuatro nominaciones a los premios Oscar y la estatuilla a Mejor Guión Original para Peele.

Nosotros, ¿el segundo hit de Peele?

Razones más que suficientes para querer saber si el director, solo un año después de aquella ceremonia, está preparado para pasar la prueba de su segunda película, otra obra que sigue profundizando en los límites del terror.

películas Jordan Peele

Lupita Nyong´o y Winston Duke (que por cierto estudiaron teatro juntos en Yale y acaban de coincidir en Black Panther, 2018), encarna al matrimonio protagonista que, junto a sus hijos, reciben en su casa de la playa la aterradora visita de otra familia que tiene exactamente el mismo aspecto que ellos pero se comportan de forma amenazadoramente diabólica.

Los acompañan Elisabeth Moss (toda una especialista en narraciones perturbadoras) y Tim Heidecker como la pareja de vecinos que acaban sufriendo los daños colaterales. El realizador tampoco renuncia a otros códigos clásicos del cine de miedo, y más concretamente al subgénero home invasion. Esos filmes que nos recuerdan que el hogar no es ese lugar seguro en el que nuestro bienestar está garantizado, como ocurre en Funny Games (Michael Haneke, 1997, 2007) y Mártires (Pascal Laugier, 2008), dos películas que forman parte de su universo inspirador.

Mejores películas de terror 2019

Algo que sobresale es que detrás de esta trama aparentemente sencilla, subyacen los mensajes que han hecho que el cine de Peele, con sólo un título se etiqueten como terror social, incluso terror intelectual. Hijo de padre negro y madre blanca, en Déjame salir, uno de los objetivos de Peele era denunciar la discriminación racial, pero en Nosotros, protagonizada por una familia afroamericana, la cuestión étnica resulta secundaria. Aquí el mensaje es todavía más ambicioso: trasladar la teoría, que él considera innegable, de que todos llevamos un monstruo dentro y somos nuestro peor enemigo.

Dobles y desdoblamiento de la personalidad en Nosotros

Eso sí, el realizador dedica tiempo en contar cómo Adelaide (Lupita Nyong´o) viaja con su familia a la playa de Santa Cruz, a pesar de que cuando era pequeña tuvo un desagradable incidente en la sala de espejos de una casa de los sustos situado en una feria al lado de la playa.  Dobles y desdoblamiento de personalidad comienzan a tomar por sorpresa al espectador en una vorágina de situaciones que no sabes realmente cómo van a terminar.

Nosotros, nosotros crítica, nosotros reseña, películas Jordan Peele

El caso es que Peele sobrecarga su thriller apocaliptico de metáforas y alegorías sociopolíticas que, sin embargo, no entorpecen el suspense sostenido, demostrando su habilidad como narrador, que va más allá del simple homenaje al terror de los 80 (que los tiene) para funcionar perfectamente con el tono, el ritmo y la combinación de violencia, sustos y humor adecuados.

Las referencias y guiños que van desde la Alicia de Lewis Carroll y su conejo blanco hasta la estructura narrativa de la cinta Los pájaros (Alfred Hitchcock, 1963), las conspiraciones paranóicas del nuevo milenio o un VHS nada casual, se integran perfectamente al survival familiar, que poco a poco se desliza hacia una de esas montañas rusas de giros imposibles a lo Shyanmalan que perjudican un poco la atmósfera fantástica y de horror existencial que irradiant sus mejores momentos.

Mejores películas de terror 2019

Y ése es quizá el problema de la cinta, frente a la pureza Serie B de su antecesora: la necesidad de satisfacer las expectativas de un público mainstream, que pasa por explicaciones innecesarias, por el protagonismo absoluto de la familia afroamericana unida, por estirar el metraje y por las vueltas y revueltas para poder encajar todas las piezas de un rompecabezas inútil.

Puede ser que tal vez sea esa la maldición del éxito en Hollywood, la cual puede llegar a pesar sobre Nosotros, aunque hay que decirlo también, resulta bastante disfrutable tanto para el más encasillado aficionado al terror como al espectador menos familiarizado con el género, aportando (eso sí) una innegable renovación de elementos clásicos del género que evita la pedantería hipster y funciona la mayor parte del metraje.