Todo mundo sabe que fue Keanu Reeves quien convenció a Chad Stahelski y a Dave Leitch, dos de los especialistas de acción más respetados de Hollywood para que se hiciera cargo de la primera cinta de John Wick y no al revés. Si en la primera cinta John Wick (2014) veíamos cómo este ex asesino (el mejor y el más letal del mundo), después del fallecimiento de su esposa, se veía obligado a volver a su antigua vida, en la segunda parte (2017), se ampliaba y descubría el vasto mundo y submundo en el que se mueve el personaje.

Realmente nunca se pensó en crear franquicia, sucede que con Chad Stahelski y Dave Leitch, directores, productores y especialistas en secuencias de acción especialmente doblando en peligrosas escenas a Keanu Reeves (sobre todo en Matrix, desde donde proviene la amistad que los une) se dieron cuenta que había tela de donde cortar.

mejores películas de acción 2019



John Wick se convierte en cinta de culto

John Wick se convirtió en una especie de cinta de culto desde su estreno, (recordando que en muchos países ni siquiera llegó a estrenarse en cines). Era una propuesta arriesgada, hiperviolenta y con un punto de partida distinto que hizo que mucha gente la adorara alrededor del mundo.

Tenía una mitología propia que ha dado lugar a dos secuelas (y una cuarta parte que ya se encuentra en gestión). Lo cierto es que Keanu Reeves con sus 54 años cumplidos realiza tantas escenas de acción como le es posible, incluso las tomas largas o las persecuciones en coche y hasta en caballos.

mejores películas de acción 2019

Uno ve a John Wick en todo su esplendor, realizando escenas fisicamente muy exigentes para cualquier persona, la primera entrega, por cierto, fue una cinta independiente que se rodó con dinero de las ventas en el extranjero, suponiendo un riesgo extraordinario. Reeves llevaba una década sin protagonizar un éxito y sufría las consecuencias de uno de los mayores fracasos de su carrera: 47 Ronin.

Chad Stahelski y Dave Leitch aunque tenían una gran reputación como directores de segunda unidad, y escenas de acción, nunca habían dirigido una película. El resultado, contra todo pronóstico, fue la cinta de acción más original de los últimos años. Pero las cosas habrian podido ser muy distintas.

mejores películas de acción 2019

Chad Stahelski tuvo que dirigir solo la segunda parte mientras  Dave Leitch dirigía a Charlize Theron en otra cinta de acción: Atomic Blonde, sin embargo, de la mano del guionista Derek Kolstad, el equipo creó un submundo de asesinos a sueldo (con monedas de cambio codificadas, contraseñas y códigos de honor entre malechores), que sirvió de base a la acción estilizada e hizo destacar a Wick en el panorama cinematográfico.

John Wick 3, la tercera y posiblemente la mejor

La cinta comienza justo donde terminó la anterior película: en un Nueva York lluvioso donde la cabeza de Wick tiene un precio de 14 millones de dólares, y donde media ciudad está dispuesta a cobrar esa recompensa. Wick sabe que no puede confiar en nadie y es donde empieza su largo peregrinaje por sobrevivir.

John Wick 3 Parabellum crítica

Esa persecución lo llevará dese Nueva York hasta Marruecos y más especificamente a Casablanca. Aparte de los personajes ya conocidos de Laurence Fishburne (con quien Reeves se reencuentra y con quien ya había compartido pantalla en Matrix) mejor conocido como el Rey del Bowery, vive en la calle, un lugar perfecto para que se oculte un asesino profesional, por otro lado está el Winston de Ian McShane quien vuelve a ser el propietario/representante del Hotel Continental, agregándose caras conocidas y de peso para los conocedores como Angelica Huston y Halle Berry.

Más que los efectos especiales y la deslumbrante puesta en escena, la verdadera estrella de la cinta es el gun-fu. Chad Stahelski y a Dave Leitch desarrollaron esta mezcla de artes marciales y armas de fuego después de más de 20 años en la industria. Los resultados fueron electrizantes, no se había visto nada parecido en el cine.

John Wick 3 Parabellum crítica

Como es natural, en esta entrega los directores/productores suben la apuesta con secuencias explosivas ambientadas en lugares con espejos y en el Medio Oriente. Pero lo que realmente las hace especiales es el propio Keanu Reeves quien como ya dijimos las interpreta casi en su totalidad combinando jiu-jitsu y judo.

Y por supuesto, para las secuencias de persecuciones automovilisticas tenemos el coche-fu, término (por muy descabellado que suene) acuñado por Darrin Prescott, director de la segunda unidad, aquí los autos son armas completamente ofensivas, igual que los caballos.

John Wick 3 Parabellum

Más allá del kun-fu y de los tiroteos memorables, los autores se lo pasan como enanos, aunque debemos de admitir que el filme es un poco menos redondo que las dos entregas anteriores, le falta el factor sorpresa en algunas tramas argumentales, aunque resaltan sobremanera esos secundarios con licencia para sobreactuar pero que son muy bienvenidos.

Además, el visionado de la cinta conlleva un curiosos efecto colateral: el de hacerte palidecer cada vez que te cruzas en la calle con un señor de traje, corbata y el cabello peinado hacia atrás, preguntándote cómo seran sus negocios y qué hará para ganarse la vida.

John Wick 3 Parabellum crítica

Para júbilo de los incondicinales de la serie, aceptamos que los clichés del género convertidos en espectáculo violento tan exagerado como gratuitamente disfrutable que a su vez se amplía en esta tercera entrega que prosigue la ya mencionada mitología del primer filme y catapulta la pirotecnica fastuosidad de sus escenas de acción hasta cotas pocas veces gozadas por el adepto a los ballets balísticos, las grandes coreografías de peleas y las referencias con alma videojueguera.

Te puede interesar: CRÍTICA, AVENGERS: ENDGAME, MARVEL CIERRA UNA ÉPOCA CON BOMBO Y PLATILLO