En esta época oscura plagada de adaptaciones de cómics, re-makes y absolutamente casi nada 100% original en las salas de cine pero, eso sí, muy lucrativas en la taquilla (dicho por el mismo Tarantino en el pasado Festival de Cannes) nos encontramos ante la cuarta parte de la saga Men in Black, pero ya sin su elenco original, sino con un nuevo lavado de cara y completamente adaptado a la época, pero curiosamente no decepciona, al contrario, pero vayamos por partes con Hombres de Negro: Internacional.

Así inició la franquicia

En 1992 el guionista y productor Walter F. Parkes (Minority Report) compró los derechos de un desconocido cómic, que cinco años después, de la mano del director Barry Sonnenfeld y con Will Smith y Tommy Lee Jones como estrellas, se convertiría en un super éxito. Tras ella llegarían dos secuelas, en 2002 y 2012, con un total de 1,600 millones de dólares recaudados para la trilogía.

mejores películas de will smith




Con estas cifras, estaba más que claro que, tarde o temprano, los MIB (por sus siglas en ingles) volverían y lo hacen con un spin-off que tiene a F. Gary Gray (Rápidos y Furiosos 8) al mando del proyecto.

Es claro que a los ojos de los espectadores, la franquicia original mostraba un evidente agotamiento: los chistes de Will Smith ya sonaban repetitivos y poco graciosos, así que con esta cinta, se intenta de cierta forma usar el Neuralizador y sacudir un poco los códigos sobre los que se ha asentado la saga.

mejores películas 2019

¿De qué va Hombres de Negro: Internacional?

Hombres de Negro: Internacional nace de la idea del personaje de Tessa Thompson, una chica inteligente que, de niña ve a unos agentes en acción, pero por alguna razón no le borran la memoria. Los siguientes 20 años se los pasará intentando ser una Mujer de Negro (otro aplauso para las benditas feminazis). Con un añadido a esta cinta del glamour muy en la vena de las primeras cintas de James Bond, con la clase de los agentes secretos que se mueven libremente por todo el mundo, solo que aquí persiguiendo extraterrestres.

Men in Black: International (vamos a llamarla por su nombre original) cuenta en su reparto con el australiano Thor/ Chris Hemsworth, la ya mencionada Tessa Thompson, Liam Neeson, el jefe de la sucursal británica y mentor de H; y con Emma Thompson como la agente O, el nexo con la trilogía original, la guapisima Rebecca Ferguson (a quien vimos en la última entrega de Misión Imposible al lado de Tom Cruise), es Riza, una extraterrestre de tres brazos que tuvo un romance con H hace tiempo; Kumail Nanjiani presta su voz a Pawny, una pequeña criatura que vive en un tablero de ajedrez; y el dúo de bailarines francés Les Twin son los villanos, unas criaturas metamorfas responsables del asesinato de un emisario alienígena al que supuestamente protégía H (el suceso que desencadena toda la acción).

mejores películas 2019



Pero el peso del legado de Smith & Jones recae sobre los hombros de Thompson & Hemsworth, por suerte los dos ya demostraron con creces que van sobrados de química en Thor: Ragnarok (2017), y por supuesto ese es el elemento clave, aunque claro, es muy importante el equilibrio entre acción, comedia y ciencia ficción, o el balance exacto entre tramas imaginativas, el CGI y los efectos de toda la vida a los que ya nos tienen más que acostumbrados.

El objetivo era mantener el ADN de la saga, pero llevando un paso más allá tanto la historia como el estilo visual, con un guión a cargo de Matt Holloway y Art Marcum (los mismos de Iron Man), los trajes de Paul Smith, el diseño de producción y las criaturas que corresponden a Charles Wood (Guardianes de la Galaxia) y Jeremy Woodhead (Doctor Strange), resaltando un cierto toque Art déco y un look sesentero monocromático, lo que da la idea de tener un pie en el futuro, pero con un extraño tono retro.

Hombres de Negro: Internacional crítica

Nueva York, Londres, Marruecos, Turquía, ItaliaMen in Black: International hace honor a su título, ampliando los escenarios, y campos de batalla de la saga. Hay que mencionar también que se ventiló a traves de redes sociales el hecho de que Tessa Thompson quería hacer algo con el título, diciendo que por qué se llama Hombres de Negro: Internacional, si hay una mujer implicada en todo el desarrollo de la historia, y es que alegaba que por ejemplo el público nuevo (que por supuesto ni siquiera conoce las anteriores cintas) se debían de identificar con el personaje de la protagonista y que entiendan que no es la amiga, ni la novia, sino la protagonista que resuelve todo el conflicto.

Polémicas aparte, con Hombres de Negro: Internacional, nos encontramos ante una cinta bastante divertida, bien dirigida y con unos despampanantes efectos especiales que harán bastante ameno el visionado de la misma y por favor, los críticos más exquisitos no se molesten en decir que es una historia trivial y jalada, están viendo Men in Black, si lo suyo es algo más serio y dramático con mayor potencialidad actoral basada en la fuerza de un guión potente, major vean cine sueco o cine escandinavo.

Pero lo que sí podemos hacer es dejarnos llevar y dar por hecho que los alienigenas y los Hombres de Negro viven entre nosotros desde hace mucho, mucho tiempo, tanto como para descubrir que la Torre Eiffel, en realidad, es otra sede diseñada por el agente E… de Gustave Eiffel, claro…