Annabelle 3 vuelve a casa está producida por James Wan y dirigida por el hasta ahora guionista de la saga Gary Dauberman, esta tercera entrega de la muñeca siniestra recupera a Patrick Wilson y a Vera Farmiga como el matrimonio Warren, protagonistas absolutos de las dos entregas anteriores de El Conjuro, y que aparecen aquí (oh, spoiler) a manera de cameo extendido, ya que la historia no les pertenece a ellos.

En Annabelle 3 vuelve a casa, la muñeca buscará aliados en la sala de artefactos demoniacos que tienen custodiados Ed y Lorraine Warren en su casa, lo que multiplicará su poder devastador y las posibilidades de que la hija del matrimonio, de 10 años (Judy), y sus amigas mueran mal aconsejadas por la curiosidad. El objetivo de Annabelle, sin duda, seran las niñas. Esto y el regreso de los Warren prometían una tercera parte muy entretenida, pero en el camino, algo salió mal.

mejores películas de terror 2019




Annabelle 3 vuelve a casa, no cumplió con las expectativas

La habitación en la que los Warren coleccionan sus objetos paranormales (cerrados bajo siete llaves y bendecidos por un sacerdote), que se nos presentó por primera vez ya es un personaje en sí mismo, además sirve como nexo indiscutible con el universo ya mencionado, del que probablemente salgan nuevos protagonistas para otras películas de la saga, pero el cómo se van dando las cosas resulta bastante inverosimil abusando de todos los clichés del género de una manera descarada.

Vale la pena detenernos aquí un momento y dejar claro que los Warren verdaderos efectivamente existieron (de hecho ellos han fungido como consultores de toda la franquicia) y al final se menciona que Lorraine Warren acaba de morir este año a los 92 años (y de hecho vió terminada esta nueva película de Annabelle 3 vuelve a casa, para la que dió su aprobación).

mejores películoas de terror 2019

Los Warren fueron demonólogos reconocidos por la iglesia católica, él (Edward), se dedicaba a pintar y llegó a ser un gran autor de varios libros de ciencia ficción; falleció el 23 de agosto de 2006 a los 70 años. La única que les sobrevive es su hija Judy Warren y no hay que olvidar que a mediados de los 70 (las películas de Anabelle no están situadas en el tiempo actual, por si no lo habías notado, querido lector) les fue entregada en la vida real la verdadera muñeca de nombre Raggedy Ann, que es la inspiración de toda la historia.

Mucho suspenso, pero…

La fórmula aplicada en Annabelle 3 vuelve a casa ya la conocemos: en vez de mostrar sangre a borbotones y efectos especiales computarizados (de los que ya comenzamos a sentirnos un poco hartos), la marca de la casa es crear suspenso y sustos mediante movimientos de cámara sutiles, iluminación, sonidos que alteran al espectador, luces y sombras y todo muy, muy teatral, lo cual (también hay que decirlo) baja los costos de producción de manera más que notable y ayuda a que se filmen más rápido estas películas (y por coinsiguiente se hagan más entregas).

mejores películas de terror 2019



Y para muestra un botón: Acabamos de ver recientemente la película de La Llorona que maneja este mismo universo (y a la que se le hacen un par de guiños en esta entrega de Annabelle), tiene poco que vimos también la cinta de La Monja y el equipo y productores se dan el lujo de autohomenajearse (muy en la vena del Universo Marvel, por hacer alguna comparación cinematográfica reciente), donde exigen del espectador un visionado exaustivo de todas sus cintas para poder estar en sintonía con la entrega más reciente.

Ahora bien, sabemos de sobra que en la historia del cine de terror, los muñecos han provocado más noches de insomnio que los peores asesinos en serie, quizá porque los identificamos con sucesos ocurridos en nuestra infancia, hasta nombre científico tiene: Pediofobia (miedo irracional a los muñecos), cada quien.

Crítica Annabelle 3 vuelve a casa

El problema es que los tres (o cuatro) protagonistas de Annabelle 3 vuelve a casa, (muy jóvenes por cierto), no dan el ancho para sostener el peso completo de la historia, y sucede que a media película deja de interesarte por completo el destino de ellos, y hasta llega a sentirse un poco cansada y forzada la entrega, donde los supuestos sustos llegan a repetirse y a ser predecibles, perdiendo el brio que ostentaban las anteriores cintas. Esperemos que para próximas entregas (que seguro las habrá) los creativos tomen nota y propongan algo más original y que sea de mayor agrado al espectador. Ya veremos…