Pienso en el final es la cinta que ha estrenado Netflix recientemente, un entretenido rompecabezas surrealista donde las analogías y la introspección hacen de esta una obra fundamental para los amantes de los enigmas. Sin duda un filme lejano a lo que nos tenía acostumbrados la plataforma de streaming.

La trama de Pienso en el final o “Thinking of ending things” (título original) se desarrolla a partir de un viaje por carretera que emprenden Jake y su novia para visitar a los padres de este. En medio de una tormenta de nieve y distintos cuestionamientos acerca de la vida logran llegar a su destino, una granja donde el tiempo y las historias se ven alterados igual que el regreso a la ciudad, que se llena de escenas extrañas por su paso en el “antiguo” colegio de Jake.

pienso en el final

Crítica,Pienso en el final

El reconocido director Charlie Kaufman creador de “Eterno resplandor de una mente sin recuerdos”(2004) y “Synecdoche, New York”(2008) fue el director y guionista a cargo de esta obra surrealista que, sin duda, dejará a más de uno con más preguntas que respuestas, no sólo por la simbología que probablemente hemos pasado por alto sino por los interesantes temas y cuestionamientos que suceden entre Jack y su novia mientras viajan por la carretera, temas que vale la pena desmenuzar y repensar en esta época donde precisamente tenemos a cuestionar el significado y trasfondo de todo.

Pienso en el final “Thinking of ending things”

Los planteamientos de Lucy, Louise, Ivonne, Lucía, Amy o como le quieran llamar a la figura femenina interpretada por Jessie Buckley ponen sobre la mesa de manera breve, pero precisa temas relevantes como la soledad, las relaciones, la vejez, el significado de estos y sus estigmas.

Además, como si Kaufman hubiese adivinado el tema tendencia del momento retoma la letra de la canción “Baby, It’s Cold Outside” para hablar sobre la apología de la violación, palabras que hemos visto recientemente y explican perfectamente esta problemática social.

Una película que tienes que ver más de una más

Aunque no sabemos si este personaje se trata de una alucinación debido a las evidentes alteraciones de su historia o incluso una personalidad alterna, resulta una pieza clave para comprender y excusar a Jake, un enigmático personaje a cargo de Jesse Plemons, quien crea su propio Tulsey Town, un lugar en su cabeza donde puede apartar su traumática vida llena de burlas e ideales casi inalcanzables para recibir el reconocimiento que cree merecer.

Pienso que, al final, es una cinta que sin duda tendrás que ver más de una vez, una historia de personajes y lugares atrapados en el tiempo, pero sobre todo en emociones y recuerdos como lo muestran Toni Collette y David Thewlis en sus magníficas actuaciones a través de estos saltos temporales relacionados a la vida de Jake, quien a través de este viaje intenta apartarse de la imagen que ha construido de sí mismo, un cerdo que ha sido carcomido por sus inseguridades.

Si estás dispuesto a invertir 130 minutos en una compleja cinta que preferimos no encasillar en un género Pienso en el final es una excelente opción, un filme que sin duda ha llegado con los temas precisos en el momento perfecto, cuando el mundo está pasando por una etapa fuera de lo normal, aunque no tanto como la que plantea Kaufman.

También te puede interesar