Crítica de “Dancing Queens”, una película para celebrar el mes del pride

"Dancing Queens", una película para celebrar el mes del pride

En el marco del mes del orgullo LGBTTI+, Netflix trajo a nosotros Dancing Queens, una película sueca con todas las características para atraparnos; baile, drama, color, y sobre todo un poderoso mensaje sobre la diversidad y el arte.

¿De qué trata Dancing Queens?

Dylan Pettersson es una joven que junto a su padre y abuela atraviesa por un duelo tras la muerte de su madre.

En un intento por retomar su vida y pasión por el baile, Dylan viaja a la ciudad a una audición, sin embargo, sus planes cambian radicalmente cuando toma un trabajo inesperado en un bar que tiene como espectáculo principal un show de drag queens.

Por asares del destino Dylan se convertirá en un miembro más del grupo, mientras se integra al show deberá lidiar con sus mentiras, la pérdida de su madre y la lucha por sacar a flote el espectáculo.

dancing queens

Una película para acercarnos al arte del drag

Para comenzar el mes del orgullo LGBTTTI+, Netflix estrenó Dancing Queens, una cinta bajo la dirección de Helena Bergström, hecha para los amantes del drag, la comunidad LGBT, para los que quieran saber más sobre este arte y, sin duda, para los que aún no conocen el tema.

Molly Nutley es la actriz que da vida a Dylan Pettersson, aunque realiza un buen trabajo y debemos reconocer que es notorio su control del cuerpo y experiencia en danza, puede resultar controversial que sea ella la protagonista de este filme, pues además de ser una mujer cisgénero protagonizando una cinta alrededor del tema LGBT, es hija de Helena Bergström, directora de Dancing Queens.

No es la primera vez que vemos a madre e hija trabajando juntas, anteriormente estuvieron en “Julie” (2013), “Så olika” (2009), o en producciones dirigidas por Colin Nutley, padre de Molly Nutley, lo que sin duda los ha convertido en un poderoso trio que se ha encargado de mantener a su familia en la escena.

dancing queens

Si hablamos de las virtudes de esta cinta, no podemos dejar de mencionar el vestuario, creado por la diseñadora sueca Camilla Thulin, que llenó de colores, lentejuelas, brillos y alegría a los personajes, en especial el vestuario rojo que junto a la coreografía de Fredrik Quiñones nos da toda la fantasía de un show drag.

¿Por qué es una película que todos deberíamos ver? Los conocedores del drag no encontrarán nada nuevo en el discurso y personajes que vemos en Dancing Queens, pero quienes aún no se adentran en este maravilloso mundo verán todo lo que engloba, pues, aunque no se detienen a darnos una extensa explicación sobre el tema, dan ciertas pautas para entender las barreras sociales a las que se enfrentan, incluso nos dan una pequeña dosis de información sobre los tipos de dragas que hay; fashion queens, comedy queens, etc.

junio mes lgbtq

Dancing Queens, una película que rompe estereotipos

El personaje principal está perfectamente construido para hablar sobre los estigmas que se tienen en torno a quién puede hacer drag. Comencemos por el nombre “Dylan”, que rompe con los estereotipos creados por una sociedad que ha determinado que ciertos nombres deben ser para cierto género, una mujer que si además imaginamos es cisgénero no se esperaría que se adentre a esta profesión. Lo cierto es que existen muchas mujeres que practican este arte y lo hacen de una manera extraordinaria. En México tenemos un claro ejemplo de esto, Alexis 3XL, una mujer cisgénero que ganó uno de los concursos más importantes de drag en nuestro país.

La presencia de Big Queens y la diversidad que vemos incluso en la manera de vestir de cada uno de los personajes, rompe con el imaginario de muchos, en cuanto a cómo se viste y comporta una persona gay. Con diálogos en torno a la femineidad, el rechazo y la homofobia, retratan perfectamente el obscuro camino que atraviesan los miembros de la comunidad LGBT de todo el mundo.

junio mes lgbtq

¿Qué le faltó a Dancing Queens?

Aunque podemos decir que todos los actores hicieron un gran trabajo dentro de la cinta, nos hubiera gustado que contara con la presencia de drag queens reales, si bien cada vez las vemos con más frecuencias en distintas plataformas, aun no alcanzan una visibilización real, además ¿Qué mejor que ver a una drag queen interpretando a una drag queen?

También es necesario remarcar la importancia de darle estos espacios a la comunidad para que se apropien de un tema en el que se desenvuelven y conocen, valdría la pena seleccionar un cast con más participación de actores LGBT.

junio mes lgbtq

Aunque es evidente el esfuerzo de plataformas como Netflix, para darnos contenidos sobre estos temas, como “AJ and the Queen”, “Sense8”, “RuPaul’s Drag Race”, “La muerte y la vida de Marsha P. Johnson”, por mencionar algunos, aún no es suficiente para compensar y apoyar a una comunidad que continúa siendo lastimada, segregada y privada de sus derechos a nivel mundial.

Si bien en Suecia, país de este filme, van muchos pasos adelante en cuanto al reconocimiento de derechos para la comunidad, podemos ver el gran camino que queda para lograr una sociedad respetuosa y libre de prejuicios.

Dancing Queens es un filme que sin duda podemos ver todos, pues si algo nos deja claro es que el arte es para todos y el drag no es la excepción.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *